Cómo decorar una taza en casa

decorar-taza

Si existen elementos indispensables que se encuentran en todos los hogares y son de gran utilidad, esos son las tazas.

En todas las casas hay tazas para tomar nuestras bebidas calientes, y sin que lo tengamos en cuenta, se trata de un elemento que nos facilita la vida todos los días y es muy común que tengamos tazas personalizadas, decoradas con algún motivo especial, que solemos recibir como obsequio.

¿Se puede decorar una taza de forma sencilla para regalar?

Si bien tienes opciones de tazas personalizadas para comprar directamente en las tiendas, puedes decorar una taza para regalar tú mismo, y darle ese toque de distinción de forma artesanal.

Seguramente hayas visto que existen tiendas en las que se realizan personalizaciones profesionales de tazas.

Allí puedes presentar un diseño y será el negocio el que se encargará de personalizar la taza para regalo, pero si bien este puede ser un buen obsequio, no hay nada como personalizar tú mismo la taza que le quieres regalar a un ser querido, ya que le puedes dar un toque personal especial, para esa persona a la que tanto conoces.

Realizando ese trabajo tú mismo, lo primero que lograrás es encontrar la forma más económica y sencilla de tener un obsequio perfecto, y quien reciba este regalo valorará la dedicación que le has puesto y el tiempo que le has dedicado, pensando qué es lo que más le gustaría ver en la taza que utilizará para tomar su café, o su té diario.

Puedes elegir entre distintas formas de realizar la personalización de una taza, utilizando diferentes elementos para decorarla. Puedes hacerlo con algunos elementos que puedes tener a mano, u obtener rotuladores para realizar los diseños más originales.

Algunos de los métodos para decorar las tazas son un tanto más complicados, pero si estás buscando la forma más sencilla de decorar una taza para que luzca más bonita, puedes colocarle pegatinas o calcomanías, que le darán un aspecto muy bonito, al mismo tiempo de que es uno de los métodos más veloces.

Lo que debes saber en el caso de que utilices pegatinas es que estas puedes no durar para siempre, y es que es muy probable que después de algunos lavados, las calcomanías comiencen a estropearse, y en algún tiempo la taza se quede sin su personalización.

Pero también existen algunos casos en los que las tazas no son utilizadas para su función principal, sino que sirven como un recipiente en el cual colocar objetos, por ejemplo, lápices, en cuyo caso, al no lavarse, las tazas conservarán siempre sus pegatinas.

Decorar una taza con pintura

A diferencia de las pegatinas, la pintura es una forma más efectiva para que la personalización de una taza sea más duradera, y es que existe una gran cantidad de formas de decorar una taza con pintura.

Puedes darle un aspecto completamente diferente a una taza de color blanco, pintado completamente la taza de un color más llamativo, pero si tienes un mayor conocimiento de técnicas de pintura, puedes realizar diseños especialmente pensados para la persona a la que le obsequiarás la taza, eligiendo figuras, o escribiendo mensajes de cariño para ese ser tan especial en tu vida.

Si bien el diseño que coloques pintando será mucho más duradero, es probable que tampoco sea eterno.

Los lavados irán retirando la pintura, y dependiendo de la calidad de la misma, esto pasará más tarde o más temprano, pero sin duda se trata de un obsequio que las personas valoran mucho, ya que denota la dedicación que le has puesto, dejando en claro que esa persona te interesa.

Decorar una taza con rotuladores

Si estás pensando en la forma más efectiva y duradera de decorar una taza, puedes optar por los rotuladores, que están especialmente elaborados para brindar una decoración al mejor estilo de la sublimación.

Si eres experto en dibujo, con estos rotuladores podrás realizar los mejores motivos, especialmente pensados para ese ser tan especial, a quien quieres obsequiar una taza.

Decorar una taza paso a paso

  1. No importa qué técnica utilizarás. Lo primero en lo que debes pensar es en el tamaño de la taza y en que tu diseño no supere ese tamaño, es decir, que encaje perfectamente en la zona de la taza que quieres decorar.
  2. Para no fallar intentándolo directamente en la taza, puedes realizar el diseño en un papel, para después transferirlo al objeto. Puedes definir el dibujo que buscas plasmar y luego, utilizando los mejores rotuladores, llegar al resultado que buscabas sobre la misma taza.
  3. Si la decoración será con calcomanías o pegatinas, asegúrate de que la superficie de la taza está lo suficientemente limpia para que peguen de buena forma.
  4. Si estás utilizando rotuladores, puedes pasar el diseño que has hecho en papel a la taza. Puedes apretar el diseño con una abrazadera térmica y una vez que el motivo esté plasmado en la taza, es momento de llevarla al horno a más de 200 grados centígrados durante unos 7 u 8 minutos, para que la decoración quede completamente fijada, y la taza lista para entregar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *