Las 5 mejores playas de la Costa Brava

playa-de-la-costa-brava

Dentro de los principales atractivos con los que cuenta la Costa Brava destaca la variedad tanto de calas como de playas que es posible encontrar, y es que cada cala y playa cuentan con particularidades que les permiten distinguirse entre ellas de acuerdo a su ubicación, materiales, condiciones y también según los servicios ofrecen a sus visitantes, siendo posible encontrar no solo pequeñas calas vírgenes, sino también playas grandísimas.

Por lo que no es de sorprender que cuando llega el verano, la Costa Brava, ubicada más hacia el norte del litoral catalán, se presente entre los destinos más atractivos que existe la posibilidad de visitar en Europa, debido a que combina perfectamente la montaña y el mar. Y es precisamente por eso, a continuación queremos presentar las 5 mejores playas de la Costa Brava.

¿Cuáles son las mejores 5 playas que existen en la Costa Brava?

La Costa Brava suele ser conocida por encontrarse entre los rincones más populares de España, donde es posible conseguir increíbles calas y tener la posibilidad de disfrutar en medio de su agua cristalina.

Y si bien todas estas playas resultan apropiadas para desconectar, las siguientes 5 destacan por ser consideradas como las mejores que se pueden visitar:

1.      Playa Sa Boadella

Dentro de las mejores playas de la Costa Brava destaca Playa Sa Boadella, ubicada en Lloret de Mar, por presentarse como un enclave privilegiado al cual es posible acceder atravesado un pinar en medio de la Playa de Santa Cristina y los Jardines de Santa Clotilde.

Alrededor de los primeros metros de la orilla, el fondo marino tiene poca profundidad y se encuentra repleto de rocas, cuevas y grutas naturales a medida que se penetra al mar.

Supone un destino perfecto para quienes buscan disfrutar de un excelente día en familia y/o practicar diversos deportes acuáticos, incluyendo el kayak y el snorkel.

Asimismo, ofrece excelentes servicios de restaurante y bar, e incluso permite el nudismo.

2.      Cala Illa Roja

Ubicada en Begur, Cala Illa Roja se encuentra entre las playas más increíbles que tiene la Costa Brava, destacando especialmente por su enorme roca de color rojizo situada en medio de la playa, al igual que por sus aguas de un hermoso tono turquesa.

Para quienes desean poder disfrutar de un ambiente totalmente natural, sin duda, esta playa es una gran opción, debido a que no ha sido explotada por ninguna clase de negocio o servicio.

Además, es un lugar ideal para practicar el nudismo, ya que en su entrada se notifica como “SOLO NUDISTA”; sin embargo, alrededor del 50% de los visitantes suelen llevar bañadores.

Es posible acceder a esta playa mediante el camino de Ronda, el cual comunica Sa Riera y la playa del Racó de Pals, siendo justamente aquí donde existe la oportunidad de disfrutar por completo de las increíbles vistas que ofrece esta playa; no obstante, la mejor manera de acceder suele ser desde la Playa del Racó.

3.      Playa del Castell

Destaca por tratarse de una playa virgen ubicada en medio de Calella y Palamós. Es una enorme cala bordeada por un frondoso pinar, el cual le permite presentarse como un lugar realmente agradable.

Al lado izquierdo de esta playa, hacia el norte, se encuentra un poblado ibérico original, el cual data del siglo VI a.C.; además, a unos 30 minutos de distancia y caminando, es posible llegar tanto a Cala Estreta como a Cala Corb.

Mientras que hacia el lado derecho, por el camino de ronda, es posible acceder tanto a la Fosca como a la Cala S’Alguer. En cualquier caso, ambos caminos, a la derecha y la izquierda, se encuentran señalizados y proporcionan extraordinarias vistas.

De la misma forma, cabe señalar que se posiciona como una de las mejores playas de la Costa Brava debido a que se encuentra entre las playas vírgenes más idóneas para visitar con niños, dado que además de ser sencillo llegar en coche también ofrece aparcamiento a un lado (el cual hay que pagar en verano), e incluso posee un par de chiringuitos.

4.      Playa de Castell

La playa de Castell destaca por tratarse del orgullo del Baix Empordà, que se encuentra entre los últimos arenales vírgenes que se pueden visitar en la Costa Brava.

Esta playa rodeada por campos de cultivo y bosques, la cual posee la desembocadura de una riera exactamente en el centro, se mantiene igual a como fue en la época de sus antepasados.

Se presenta como una gran alternativa para visitar con la familia, ya que además de ser de fácil acceso, ofrece diversos servicios incluyendo baños, un par de restaurantes, alquiler de sombrillas, hamacas y kayak.

5.      Cala s’Alguer

Ubicada en Palamós, Cala s´Alguer además de ser considerada como la mejor playa de la Costa Brava, también destaca por ser la más hermosa que se puede encontrar alrededor de la costa catalana.

Fue declarada como Bien de Interés Cultural por la Generalitat de Catalunya en el año 1972, y solo basta darle un vistazo para comprenderlo.

Se trata de un espacio bastante reducido, el cual no sobrepasa los 30x4mts, y cuenta con una característica realmente interesante, que consiste precisamente en una comunidad pequeña de viviendas habitadas que se encuentran cercadas por la vegetación.

De acuerdo con sus residentes, estas casas destacan por tratarse de barracas de playa antiguas, las cuales en la actualidad se convirtieron no solo en residencias de fin de semana, sino también en las protagonistas de las fotografías de todos sus visitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *